Blog

Soy Mama Feliz / Salud  / Quiero ser madre, pero tengo miedo

Quiero ser madre, pero tengo miedo

El miedo a ser madre es un fenómeno psicológico mucho más frecuente de lo que se podría pensar. Muchas mujeres experimentan ese sentimiento que se interpone entre su deseo y la decisión de convertirse en madres. Y es que esa decisión cambiará radicalmente sus vidas para siempre.

A este tipo de temores se suma una complicación adicional: la presión social y del entorno familiar. Pero, ¿a qué se debe ese miedo a la maternidad y cómo hacer para superarlo? A continuación, veremos algunos elementos para entender mejor este tema.

¿Por qué muchas mujeres tienen miedo de ser madres?

Muchas mujeres desean ser madres, pero tienen miedo. Es un fenómeno bastante común que no debe preocuparnos demasiado. No obstante, hay algunas pautas a seguir.

Cuando una mujer se entera de que está embarazada es posible que el impacto emocional de la noticia, aún si se trata de un embarazo buscado, sea motivo de un gran sufrimiento y angustia. Los sentimientos en ese momento suelen ser ambiguos.

Las razones para sentir ese miedo pueden ser muchas y muy diferentes. Generalmente suelen estar asociadas con el temor a la llegada de algo desconocido que cambiará completamente la vida de la mujer para siempre. Muchas veces el miedo también se da por la preocupación de no estar preparada o no ser capaz de asumir esa enorme responsabilidad.

Pero la razón puede también tener relación con la situación sentimental con la pareja o la situación económica, entre otras. En ese caso, se debe analizar si las condiciones del entorno son buenas para la llegada de un bebé.

El deseo de ser madre

Lo primero que una mujer que atraviesa por esta situación debe preguntarse es si realmente desea ese embarazo. Es posible que algunas mujeres confundan el miedo de ser madres con el hecho de no desearlo.Deseo de ser madre.

A veces, las mujeres no se atreven a pensar en esa posibilidad, la de no querer concebir, y ello es debido a la presión de una sociedad que todavía tiene muchos rasgos machistas y a su propia educación. Se da por hecho que toda mujer debe pasar por esa experiencia, sin tomar en cuenta su voluntad. También existe la creencia de que todas las mujeres están preparadas para ser madres y que el instinto maternal aflorará en cuanto llegue el bebé. Y eso no necesariamente es así.

Por todo ello, lo primero que una mujer debe hacer es preguntarse si realmente quiere ser madre. Y, en ese caso, hay que analizar las posibles causas del miedo a la maternidad y las formas de superarlo.

Miedo a las complicaciones médicas

Muchas mujeres le temen a la maternidad debido a las posibles complicaciones médicas ligadas al embarazo y al parto. También puede ocurrir que exista el miedo a morir o a que el bebé muera. Esto se debe a una sobreestimación irracional del peligro.

En la mayoría de países, la atención médica durante el embarazo y el parto se realiza en condiciones que garantizan un riesgo mínimo de complicaciones. En este caso, una de las cosas que ayudan mucho para que la futura madre se sienta más tranquila es buscar toda la información necesaria sobre las condiciones sanitarias existentes. Esto suele traer un gran alivio.

¿Y si no estoy preparada?

Esta es una de las preguntas más comunes antes de tomar la decisión de ser madre. Muchas mujeres ven la maternidad como una tarea que requiere muchas habilidades y temen no estar a la altura de esas exigencias.Quiere ser madre pero no sabe si está preparada.

Las mujeres tienen miedo de no ser capaces de cuidar al bebé y ponerlo en peligro. El rol de madre es visto como algo totalmente desconocido y que transformará su vida diaria por completo. Esa incertidumbre puede generar mucho temor.

Lo mejor para aliviar este miedo es conversar con personas cercanas y de confianza que ya hayan sido padres para conocer su experiencia. También puede ser una buena idea acercarse a niños del entorno familiar para “entrenarse” antes de que llegue el momento.

Búsqueda de ayuda

Si bien la mayoría de mujeres que tienen miedo de ser madres logran superarlo solas, cada caso es diferente y el grado de intensidad del miedo a ser madre puede variar mucho de una mujer a otra. En caso de que la angustia sea muy grande y la mujer no pueda hacerlo sola, es recomendable buscar el apoyo de un profesional que pueda ayudar a superar ese temor.

La entrada Quiero ser madre, pero tengo miedo se publicó primero en Eres Mamá.

No Comments
Post a Comment