Blog

Soy Mama Feliz / Salud  / Tiroiditis de Hashimoto en niños

Tiroiditis de Hashimoto en niños

¿Sabías que la Tiroiditis de Hashimoto en niños puede afectar gravemente el crecimiento y desarrollo? Así es, un nivel anormal en las hormonas tiroideas afecta el corazón, los músculos, el cerebro y otros órganos. De ahí la importancia de que conozcas mejor este trastorno.

¿Qué es la Tiroiditis de Hashimoto en niños?

La Tiroiditis de Hashimoto es una enfermedad en la que el sistema inmunológico genera anticuerpos que atacan a la tiroides. Así, el sistema inmune, que debería proteger de infecciones, arremete contra la tiroides, produciendo inflamación en la misma.

Con el paso del tiempo, dicha inflamación va reduciendo la producción de las hormonas tiroideas. Con ello se origina el hipotiroidismo, lo cual indica que los niveles de hormonas están debajo de lo normal.

Hipotiroidismo: causas y tratamiento

Generalmente, esta enfermedad afecta con mayor frecuencia a mujeres de mediana edad. Sin embargo, también puede presentarse en hombres y niños.

Este trastorno, que también se conoce como tiroiditis autoinmune o tiroiditis linfocítica crónica, es un tipo común de hipotiroidismo en niños. Se dice que es adquirido ya que con frecuencia se produce tras los primeros seis meses de vida.

Posibles causas de su desarrollo

Hasta el momento se desconocen las razones por las que el sistema inmunológico causa daños permanentes a la tiroides. Sin embargo, se cree que es el resultado de la acción conjunta entre genética y factores ambientales. Por otro lado, ciertos medicamentos y sustancias pueden afectar los niveles de producción de las hormonas tiroideas.

Otras causas podrían ser el consumo excesivo de yodo, altos niveles de colesterol y los contaminantes químicos como los pesticidas. A su vez, la deficiencia de vitamina D y los cambios en las hormonas sexuales pueden desencadenar esta enfermedad.

4 factores que aumentan el riesgo

Existen ciertos factores que aumentan el riesgo de Tiroiditis de Hashimoto en los niños. Algunos de ellos son:

  1. Factor hereditario. Los niños con familiares que sufran enfermedades de la tiroides son más propensos.
  2. Enfermedades autoinmunes, tales como diabetes tipo 1, lupus, hepatitis autoinmune o artritis reumatoide.
  3. Factores congénitos como, por ejemplo, el Síndrome de Down.
  4. Exposición a la radiación, como la que tienen los niños que han recibido radioterapia contra el cáncer. Incluye también a quienes han tenido exposición excesiva de radiación ambiental.
La diabetes infantil puede influir en la Tiroiditis de Hashimoto

Síntomas comunes de la tiroiditis de Hashimoto en niños

Los signos y síntomas pueden ser muy variados y, al principio, esta enfermedad avanza muy lentamente. Incluso, a veces es asintomática, por lo que pueden pasar años antes de se diagnostique correctamente. Aún así, los más comunes son:

  • Retraso en el crecimiento
  • Uñas quebradizas o piel seca y pálida
  • Caída del cabello
  • Lengua más grande de lo normal
  • Depresión, fatiga o irritabilidad
  • Estreñimiento
  • Retraso en el desarrollo sexual
  • Sensibilidad al frio
  • Bajo ritmo cardíaco
  • Aumento de peso

Tratamiento recomendado

El tratamiento para la tiroiditis de Hashimoto en niños está basado en reemplazar la hormona tiroidea con la levotiroxina. Esta hormona sintética normaliza los niveles hormonales en la sangre. De esta forma, se garantizaría el crecimiento y desarrollo normal entre los niños y adolescentes.

No todos los niños con la enfermedad de Hashimoto padecen de hipotiroidismo. Sin embargo, los que lleguen a desarrollarlo necesitarán tratamiento de por vida. La dosis puede variar, por lo que el especialista repetirá los análisis al comienzo del tratamiento para encontrar la apropiada.

Si la dosis es insuficiente, puede resultar en la permanencia de los síntomas de hipotiroidismo. Por otro lado, si es excesiva, puede conducir al hipertiroidismo. Por ello, es recomendable acudir al médico al menos una vez al año, a fin de realizar el debido monitoreo.

En caso de que tu hijo presente dificultad para concentrarse, dormir o tenga sueño inquieto, acude nuevamente a su doctor. Tales signos pudieran indicar que la dosis actual es excesiva.

En conclusión, el trastorno de tiroiditis de Hashimoto en niños no tiene cura. Sin embargo, tu hijo puede llevar una vida completamente normal con el tratamiento adecuado, el cual debe ir acompañado de un estricto control por parte del endocrinólogo pediatra. Así tendrá un crecimiento y desarrollo normal y saludable.

La entrada Tiroiditis de Hashimoto en niños se publicó primero en Eres Mamá.

No Comments
Post a Comment